Mostrar más recientes
Santiago retooteado

Buenos días mastodontes, buenos días #fediverse, #tzag 🙂

Grande Rubianes, en paz descanses de corazón.

Santiago retooteado

RT @classiccomputNZ
Selling Internationally while at the same time avoiding e-Bay. We will see how it goes. classic-computers.org.nz/temp-

Santiago retooteado

RT @sjpiper145
Replaced the flaking faux leather on an old set of headphones with a pair of socks. They still work great and it was an easy fix.

Santiago retooteado

mastodon.radio is nearly 4 years old :alex_partying:

This means time to pay to keep it going for another year :alex_grimace:

If you like our server, and have spare cash, you can donate to the running costs :alex_grin:
(there is absolutely no obligation to do so!)

If you're interested in how much it costs to run an instance with 319 active users and 743 accounts, that's there too! :alex_thinking:

liberapay.com/M0YNG

Thanks everyone for making this the great place it is :alex_heart_eyes:

Uno cuando escribe en un teclado, lo hace gracias a patrones y secuencias de movimientos llamadas palabras y no letra por letra, como se creia en algun momento. Probado por los experimentos de Coover (1928) donde ponian a escribir letras aleatorias sin patron, a expertos mecanógrafos y su velocidad bajo a 20 ppm. Tremendo. Science bitch!!

Hay que hacerse el tiempo para leer libros, es una verdad universal. Si no estas leyendo algun libro, es porque estas trabajando demasiado, o estas mucho con el celular, o estas mirando mucho Netflix o sos un lumpen de cuarta

Santiago retooteado

Coming up at 02:00 UTC / 7pm PT is Vintage Comp-U-Talk on aNONradio.net - Discuss cheap mods for the ATARI 600XL, brittle plastic in the 1998 iMac and the Apple LISA 2 on (929)299-1269

#vintage #computer #retrocomputing #mac #community #chat #vintagecomputing #atari #apple

El cuqui va a poner la fibra optica en tu barrio @fede ?

Santiago retooteado

El otro día conversando con @felix en casa, sobre los programadores hoy y hace 30 años... yo le decía que antes, al ser una carrera mucho más incierta o experimental, había mucha gente que la hacía sin tener la meta del dinero tan presente como ahora. La Facultad de Ingeniería seguramente sea un polo actractor para chetos con iPhone que luego serán programadores o ingenieros que van a construir herramientas como plataformas o aplicaciones que van a tener impacto social, van a modificar la forma de como hablamos o en la que nos relacionamos como sociedad. Esto ocurre sin que tengan idea del impacto que tendrá esto porque no tienen ningún tipo de formación en ciencias sociales, más que la sensibilidad propia dada por la experiencia personal de cada uno (así lo quieren las corporaciones, entiendo). Algo así como lo que se cita muchas veces sobre el impacto que tuvo el expresar pensamientos en 140 caracteres que significó Twitter, en la polarización social y en la comunicación entre las personas. Quizá la decisión de 140 caracteres la tomó algún ingeniero que no tenía ni idea del impacto que ello iba a tener. O si la aplicación PedidosYá está hecha de forma que la empresa de informáticos es una empresa diferente a la de los repartidores y entonces cuando hay un conflicto sindical de los repartidores, los informáticos están por fuera y responden (somos otra empresa y nada podemos hacer, aunque podrían apagar todos los servidores y suchar con los repartidores, etc). En ese sentido creo ejemplos como ese, hay millones y que no nos sirve como sociedad que los ingenieros y programadores no tengan un arraigo social fuerte (no digo conciencia de clase ni mucho menos) porque eventualmente construirán herramientas que beneficiarán a las grandes corporaciones, el gran capital y el statu quo. Esto claramente se puede ver en como se ha practicamente extinguido la comunidad de usuarios de software libre que organizaba las FLISoL de hace 10 años atras... Ahora simplemente importa la guita y no un ideal, como lo era el software libre y el posible aporte a la sociedad (si fuere el caso). Ante esto, el dilema que discutíamos con @felix era si sería mejor educar a los programadores en el impacto social de las tecnologías de información y explicarles que no todo es la guita (si queres, que adquieran conciencia de clase) o si simplemente hay que enseñarle a programar a gente que ya tenga esos valores (conciencia de clase, por ejemplo)

Santiago retooteado

¡Buen día, amigues! :mate:

No sé si alguien se percató de mi ausencia en el último mes y medio, pero por las dudas aviso que ya finalicé lo que me tenía ocupada y estoy de vuelta por acá.

Volvemos con la programación de calidad de siempre:

Santiago retooteado
Santiago retooteado
Santiago retooteado

Barbara Blackburn fue la mecanógrafa más rápida del mundo. En 1985 el Guinness Book of World Records verificó que alcanzó una velocidad máxima de 212 palabras por minuto (ppm) y mantuvo una velocidad media de 150 ppm durante 50 minutos (37 500 pulsaciones a una media de 12,5 pulsaciones por segundo). En cpm (caracteres por minuto), son 750 teclas por minuto. Dicho récord fue obtenido utilizando un teclado Dvorak o (Dvorak Simplified Keyboard). Este teclado tiene vocales en un lado y consonantes en el otro, con las letras más utilizadas en la fila central. “Tiene mucho más sentido que el llamado teclado Qwerty estándar (llamado así por las primeras cinco letras en la fila superior)”, dijo Blackburn. De hecho, fue el teclado Qwerty lo que la arruinó en la clase de mecanografía de la escuela secundaria en Pleasant Hill, Missouri. “Escribir era la ruina de mi existencia”. Recordó cómo su calificación de mecanografía I-menos (I para Inferior) le impidió graduarse como la mejor de su clase. Así las cosas, se graduó tercera en una clase de 46 estudiantes. En 1938, como estudiante de primer año en la universidad de negocios, Blackburn puso sus manos por primera vez en un teclado Dvorak. Ella lo tomó como un pez en el agua. En solo unos años su velocidad llegó a 138 palabras por minuto. El teclado Dvorak fue lo que le dio la oportunidad. Cuando un representante de Royal Typewriter Co. llegó a su escuela de negocios en busca de alguien para capacitarse como demostrador del teclado Dvorak, decidió probarlo. En muy poco tiempo era tan buena mecanógrafa como contadora y taquígrafa. Había ganado concursos estatales cuando era estudiante de secundaria, pero la mujer que impartía los tres cursos en Pleasant Hill “se avergonzaba de admitir que yo estaba en su clase de mecanografía”, recordó Blackburn. Llevando su propia máquina de escribir Dvorak con ella dondequiera que trabajara después de graduarse de la universidad de negocios, los extraordinarios talentos de Blackburn le allanaron el camino. De 1939 a 1945 trabajó como secretaria legal, y cuando decidió que necesitaba un cambio de ritmo y dejó el bufete de abogados, “me fui con la reputación de ser la mejor secretaria legal de Kansas City”, recordó con orgullo. De repente, hubo una loca carrera de ejecutivos tratando de atraparla como su secretaria personal. Blackburn luego trabajó en una empresa de electrónica, primero como gerente de oficina y luego como ingeniero de ventas. Hizo demostraciones de mecanografía rápida en la Exposición Nacional Canadiense y la Conferencia Educativa Canadiense. Fue entonces cuando entró en el Libro Guinness de los Récords Mundiales, en el que figuraría durante una década como la mecanógrafa más rápida del mundo (la categoría ha sido eliminada desde entonces). Blackburn comenzó a trabajar en State Farm Insurance en Salem, donde estuvo empleada en el departamento de procesamiento de textos hasta que se jubiló en 2002. Su frecuencia de error era de dos décimas del uno por ciento y sigue siendo según el Libro de los Récords Guinness, la mecanógrafa más rápida del mundo. La Sra. Blackburn falleció en abril de 2008.

Barbara Blackburn fue la mecanógrafa más rápida del mundo. En 1985 el Guinness Book of World Records verificó que alcanzó una velocidad máxima de 212 palabras por minuto (ppm) y mantuvo una velocidad media de 150 ppm durante 50 minutos (37 500 pulsaciones a una media de 12,5 pulsaciones por segundo). En cpm (caracteres por minuto), son 750 teclas por minuto. Dicho récord fue obtenido utilizando un teclado Dvorak o (Dvorak Simplified Keyboard). Este teclado tiene vocales en un lado y consonantes en el otro, con las letras más utilizadas en la fila central. “Tiene mucho más sentido que el llamado teclado Qwerty estándar (llamado así por las primeras cinco letras en la fila superior)”, dijo Blackburn. De hecho, fue el teclado Qwerty lo que la arruinó en la clase de mecanografía de la escuela secundaria en Pleasant Hill, Missouri. “Escribir era la ruina de mi existencia”. Recordó cómo su calificación de mecanografía I-menos (I para Inferior) le impidió graduarse como la mejor de su clase. Así las cosas, se graduó tercera en una clase de 46 estudiantes. En 1938, como estudiante de primer año en la universidad de negocios, Blackburn puso sus manos por primera vez en un teclado Dvorak. Ella lo tomó como un pez en el agua. En solo unos años su velocidad llegó a 138 palabras por minuto. El teclado Dvorak fue lo que le dio la oportunidad. Cuando un representante de Royal Typewriter Co. llegó a su escuela de negocios en busca de alguien para capacitarse como demostrador del teclado Dvorak, decidió probarlo. En muy poco tiempo era tan buena mecanógrafa como contadora y taquígrafa. Había ganado concursos estatales cuando era estudiante de secundaria, pero la mujer que impartía los tres cursos en Pleasant Hill “se avergonzaba de admitir que yo estaba en su clase de mecanografía”, recordó Blackburn. Llevando su propia máquina de escribir Dvorak con ella dondequiera que trabajara después de graduarse de la universidad de negocios, los extraordinarios talentos de Blackburn le allanaron el camino. De 1939 a 1945 trabajó como secretaria legal, y cuando decidió que necesitaba un cambio de ritmo y dejó el bufete de abogados, “me fui con la reputación de ser la mejor secretaria legal de Kansas City”, recordó con orgullo. De repente, hubo una loca carrera de ejecutivos tratando de atraparla como su secretaria personal. Blackburn luego trabajó en una empresa de electrónica, primero como gerente de oficina y luego como ingeniero de ventas. Hizo demostraciones de mecanografía rápida en la Exposición Nacional Canadiense y la Conferencia Educativa Canadiense. Fue entonces cuando entró en el Libro Guinness de los Récords Mundiales, en el que figuraría durante una década como la mecanógrafa más rápida del mundo (la categoría ha sido eliminada desde entonces). Blackburn comenzó a trabajar en State Farm Insurance en Salem, donde estuvo empleada en el departamento de procesamiento de textos hasta que se jubiló en 2002. Su frecuencia de error era de dos décimas del uno por ciento y sigue siendo según el Libro de los Récords Guinness, la mecanógrafa más rápida del mundo. La Sra. Blackburn falleció en abril de 2008.

Mostrar más antiguos